Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 9 el Mar Jun 25, 2013 7:11 am.
Últimos temas
» Presentacion
Miér Sep 08, 2010 11:54 pm por Antonella Mercier

» Personajes de la saga libres
Mar Sep 07, 2010 4:45 pm por Isabella Swan

» Primera caza [ libre ]
Vie Ago 27, 2010 12:32 am por Antonella Mercier

» Nueva [ Edward & Antonella & libre ]
Miér Jul 07, 2010 1:21 pm por Edward Cullen

» Renesmee Relationes
Lun Jul 05, 2010 7:40 am por Gleydys

» Renesmee Carlie Cullen
Lun Jul 05, 2010 7:34 am por Gleydys

» paseando [ Edward & Antonella ]
Vie Jun 25, 2010 2:36 pm por Edward Cullen

» Que estas escuchando?
Jue Jun 24, 2010 9:43 pm por Genevi Asger

» que haces en este momento?
Jue Jun 24, 2010 9:41 pm por Genevi Asger

Staff




7 décadas sin luz

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

7 décadas sin luz

Mensaje por Liluan el Vie Mayo 28, 2010 1:00 am

bueno, este es un pequeño relato que he creado y me gustaia compartirlo con ustedes, espero les guste ^^

7 decadas sin luz.
En los primeros años de la creación de el mundo, el sitio había sido cubierto por sombras y tinieblas provenientes del inframundo, en solamente 3 horas, aquella obscuridad había cubierto por completo el planeta, solamente la luz de la luna alcanzaba a iluminar un poco aquella obscuridad, pero, debido a la rotación de la tierra, había sitios que por largas horas se quedaban en total obscuridad, impidiendo que cualquier planta creciera o que alguien lograra ver con claridad.

Los humanos de la época se encontraban en gran confusión ante lo sucedido, poco a poco comenzaban a enloquecer, ante el hecho de no saber que era lo que pasaba, después de largo tiempo, serian aproximadamente tres meses, seres repulsivos comenzaron a aparecer de entre las sombras, estos eran poseedores de cuerpos enormes, su piel era de una tonalidad verdosa y algunos de ellos tenían alas como las del mismo color, solo que estas, mas bien parecían ramas pegadas a sus espaldas unos cuantos estaban cubiertos por pelo, pero, lo que delataba su presencia, a pesar de que no los pudieran ver, era aquel horrible hedor que sus cuerpos desprendían.

Estos seres, debido al aspecto que tenían fueron llamados Shukeitket, que en su traducción era "moustro repulsivo", estos seres, comenzaron a atacar las ciudades que, en sus intentos por defenderse, terminaban siendo aniquiladas.

Los Shukeitket tomaban a cuanta mujer humana quisieran, ya fuese para procrear con ellas o simplemente para comérselas pero primero hacerlas sufrir.

Los años fueron pasando, la obscuridad que inundaba el planeta no se desvanecía, prácticamente ya no había plantas en el mundo, los humanos que no habían sido asesinados, devorados o muerto a causa de enfermedad por falta de alimento, se peleaban entre ellos para obtener un poco de comida y agua, acto que, llenaba de gozo a los Shukeitket.
La raza humana, harta de lo que sucedía hacían oraciones todo el tiempo, pero no servían, la mente humana, cuando cae en desesperación, es capas de hacer muchas cosas, de las cuales, la mayoría de las veces se arrepentían. Uno de los ancianos que quedaban tubo una idea

-hay que llevar, a dos mujeres y ofrecerlas a la diosa de la luna, así ella eliminara toda la obscuridad-aquellos disparates fueron palabras muy sabias para todos los oyentes, los cuales, comenzaron a buscar dos mujeres que, no estuviesen bajo el poder de los Shukeitket.

Un par de hombres encontraron a unas jóvenes que, a pesar de estar sucias, estas tenían un aspecto aceptable, las llevaron atadas hasta la cima de una de las mas grandes montañas que habían quedado, al estar allí recostaron alas jóvenes aun sin soltarles

-oh, poderosa diosa de la luna, le ofrecemos estos sacrificios para que nos libre de la obscuridad-dijo aquel hombre de edad avanzada que, había sugerido aquella idea disparatada, tomo en sus manos un cuchillo y lo clavo en el estomago de las jóvenes, una por una se iban desangrando, se mantuvieron en aquel sitio por largo tiempo, pero, no sucedía nada, poco a poco los hombres que había allí iban muriendo, y los cadáveres se descomponían emanando un olor desagradable.

Uno de los Shukeitket se acerco a la zona comenzando a reír ante lo que habían hecho los humanos

-que ilusos, ¿pensaron que con eso, todo acabaría?-decía este ser repulsivo mientras reía sin control burlándose de los humanos, pero, su risa fue callada ante una luz que la luna emano. De este astro comenzó a bajar una hermosa mujer de una altura superior a la de cualquier otro ser, inclusive mas grande que los Shukeitket.

-¿Por qué lo han hecho?-preguntaba la diosa de la luna
-ustedes, criaturas de obscuridad, serán aniquiladas por los humanos, en poco tiempo-con esas ultimas palabras, la diosa se volvió siete destellos los cuales salieron disparados hacia varias direcciones del planeta, después de escuchar eso, el mounstro se retiro hasta la guarida que tenían, informando a los demás sobre lo sucedido, temerosos de que aquello se cumpliera, comenzaron a matar a todos los humanos que quedaban.

El tiempo transcurría, faltaban dos años para que, fuesen setenta años desde que la tierra se lleno por la obscuridad, ante eso, los Shukeitket se confiaron, pensando en que no quedaría ningún humano con vida, pero, eso no era verdad.

Al poco tiempo, aparecieron siete humanos, cinco hombres y dos mujeres, las cuales al parecer eran las mismas que habían sacrificado, estos, provenían desde lejos, haciendo su aparición en la cima de una gran montaña, cuando los Shukeitket los vieron fueron a atacarlos, la batalla duro dos años, al final, solamente quedaba un joven cuyos cabellos eran doras como el sol, este empuño su espada en el cuerpo del ultimo Shukeitket. El cual, se había comido la luz del sol, al destruirlo, una gran luz cegadora se hizo presente, desvaneciendo toda huella de obscuridad. El espíritu el joven se desvaneció en el aire, junto con los de sus compañeros, en total sumarian siete esencias, las cuales, al unirse dieron forma a una mujer de gran belleza, la diosa de la luna, la cual, comenzó a alejarse, yendo hacia el espacio, donde, tomo a la tierra en sus manos, al sentir esta el calor que emanaba la diosa comenzó a hacer crecer arboles, plantas y las esencias de los animales y humanos que habían sido asesinados, comenzaron a surgir nuevamente, la luz volvía a cubrir aquel planeta y la diosa, volvió a su hogar en el astro lunar.
avatar
Liluan

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 27/05/2010

Ver perfil de usuario http://dulce-prohibido.activoforo.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.